ActualidadDestacados

Síndrome de la carencia afectiva

De 4 junio, 2017 4 Comments
sindrome de la carencia afectiva

Desde que nacemos, los seres humanos sentimos la necesidad de ser cuidados, protegidos, queridos. Y es precisamente la falta de algunos de estos elementos los causantes de que pueda aparecer el llamado síndrome de carencia afectiva. A través de este artículo redactado por uno de nuestros psicólogos en Málaga queremos compartir contigo qué es la carencia afectiva desde un punto de vista práctico y cuáles son sus síntomas, haciendo especial énfasis en la carencia afectiva en niños.

Definiendo qué es la carencia afectiva

Podemos definir la carencia afectiva como un escenario, donde la persona que lo padece ha sufrido una ausencia sustancial de afecto (muestras de cariño o de atención, cuidados), pudiendo llegar a generarle importantes problemas de trastorno.

Si extrapolamos esta definición a la parcela infantil, puedes sospechar la complejidad de la situación. Imagina por ejemplo un niño que haya podido sufrir la falta de afecto materno desde su más temprana infancia, la cantidad de potenciales trastornos que pueden aparecérsele: sensaciones de abandono, miedo, inseguridades, depresiones,… Las cuales pueden tender a su reafirmación y continuidad, acrecentándose a medida que pasa el tiempo y desembocando en cuadros psicosomáticos mucho más graves o severos.

La ya definida carencia afectiva puede hacer presencia bajo diferentes circunstancias y escenarios. Uno muy común es el que desde Consulta 21 hemos bautizado como “la carencia afectiva efecto doble”, acontecida en 2 personas, una consecuencia de otra. No te preocupes, lo vas a entender enseguida con un sencillo ejemplo. Imagina una mujer, madre de una hija, que sufre de manera consecutiva el fallecimiento del padre, de otro hijo y un conflicto de pareja importante. Al sufrir 3 varapalos afectivos significativos, si no está en tratamiento preventivo psicológico, es posible que esta persona se vea desbordada en el desarrollo de sus funciones como mamá, generando otra carencia afectiva involuntaria hacia su hija. A su vez, la niña sufre no sólo la carencia afectiva desde la falta de afecto parental, también aquellas que perturban a la madre, pues ella también es víctima de estas carencias. En estos casos, es muy recomendable que ambas personas acudan a un centro de psicólogos profesionales donde recibir un tratamiento personalizado con el que superar el problema de carencia afectiva.

carencia afectiva

Síntomas de carencia afectiva en niños

Todos los niños, tarde o temprano, son parte de un desarrollo continuo, tanto a nivel físico, como relacional y de personalidad. Desde que somos pequeños estamos necesitados de muestras de amor: besos, palabras tiernas, caricias, etc., que son parte necesaria de cara a conseguir un correcto desarrollo y maduración cerebral. Si existe una ausencia de dichas muestras afectivas por parte de la madre por ejemplo, el niño podría no llegar a desarrollarse debidamente, perturbando no sólo el aspecto afectivo, sino también el físico y el mental, y provocando sensaciones de soledad y vacío absoluta.

¿Cómo identificar síntomas de carencia de afecto?

A continuación te vamos a mostrar algunos de los síntomas de carencia afectiva más frecuentes tanto en niños como en adultos, aunque la carencia afectiva en adultos suele desembocar en algunos otros trastornos inclusos más graves. Generalmente, las personas con síntomas de carencia afectiva:

  • Sienten una desconfianza general para con todo y todos.
  • Tienen un gran descontrol en sus impulsos, cambios bruscos de conducta y un aumento de la agresividad negativa.
  • Presentan una falta de desarrollo en el lenguaje y las habilidades sociales.
  • Ocultan sus sentimientos, mostrándose fríos ante casi todas las situaciones.
  • Poseen déficit de atención.
  • Pueden presentar cuadros de estados de ansiedad.

tratamiento de la carencia afectiva

Tratamiento de la carencia afectiva

El desarrollo de los síntomas mencionados anteriormente sin que sean corregidos, puede hacer que el niño crezca y se haga adulto con ellos, extendiéndose como trastornos que pasen a formar parte de su conducta emocional. Siendo adulto, pasarán a ser problemas mucho más generalizados traducidos bajo síntomas de estado depresivo y cuadros severos de ansiedad, sintiéndose afectado bajo en términos de falta de adaptación, autoestima, seguridad en sí mismo, o inestabilidad en sus relaciones.

En la actualidad nos encontramos inmersos en un ritmo de vida frenético, con extensos horarios laborales que nos impiden poder afrontar una buena conciliación familiar, y donde los principales perjudicados son los niños, pues estos pueden llegar a sentir una gran falta de cariño necesaria para un desarrollo afectivo correcto. De esta carencia pueden nacer múltiples trastornos psicológicos que si no son tratados pueden agravar la situación mental del niño. ¿Cómo podemos saber si esto les está sucediendo a nuestros hijos? Para un correcto tratamiento de la carencia afectiva, lo primero es detenerte a reflexionar y hacer balance tú mismo; ¿estás prestándole toda la atención que merece?, ¿de verdad?, ¿cuánto tiempo le estás dedicando? Quizás sólo con esto sea suficiente para saber si necesitas dar un giro a tu relación afectiva parental.

Hasta aquí nuestro artículo sobre carencia afectiva, el cual esperamos te haya sido útil. Si eres una de esas personas que sufren del síndrome de carencia afectiva, o puedes tener personas bajo tu entorno con claros síntomas de falta de afecto, no dejes pasar el problema, pues como hemos podido comprobar puede desembocar en graves trastornos psicológicos. Recuerda que en Consulta 21 contamos con un equipo multidisplinar de psicólogos, cada uno de ellos especializado en un trastorno diferente. Incluso, tenemos un área de psicólogos online desde la que te ofrecemos ayuda en cualquier parte del mundo. Podemos ayudarte en el tratamiento de la carencia afectiva que puedas estar sobrellevando.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre la carencia afectiva?

(92 votos, promedio: 4,90 de 5)
Cargando…
Consulta 21

Acerca de Consulta 21

Centro de psicología y logopedia líder. Prestamos servicio en todo el territorio nacional. Nuestro objetivo: ayudar a cada una de las personas que confían en nosotros desde un trato profesional, pero siempre cálido y cercano. Si quieres un gabinete de psicología referente... ¡Somos tu centro!

4 comentarios

  • Oliver dice:

    Antes de nada, daros la enhorabuena por vuestro blog. Vuestros artículos son estupendos y me son de gran ayuda en algunos casos, y en otros simplemente me entretienen. Mi mujer y yo acabamos de ser padres y andábamos buscando información sobre la carencia afectiva, ya que ante todo lo que queremos es que el niño crezca y se desarrolle bajo un ambiente familiar donde el afecto sea una parte primordial del vínculo de nosotros 3. Así que este artículo donde habláis sobre la carencia afectiva nos viene genial para evitar que suceda en nuestro entorno familiar esa falta de afecto.

    Simplemente quería dejar este comentario y felicitaros por vuestro trabajo. Enhorabuena cracks!!!

  • elena dice:

    En caso de tener carencia afectiva, es posible que la causa sea que la propia familia no sea capaz de ver estos síntomas?

    • ¡Hola Elena!

      Son muchas las causas que pueden dar lugar a una carencia afectiva y, sin duda, la falta de información y/o percepción de la familia podría dar lugar a ello. Pero también es cierto que esto depende de diferentes factores y/o escenarios en los que la persona carente de afecto y su familia se encuentren. Son muchas y muy diversas las situaciones, con lo que puede ser complejo. Por ejemplo, podemos estar hablando de una familia consciente de la existencia de un problema de carencia de afecto sin darle la importancia que requiere porque puedan pensar que se trata de algo menor; podemos hablar de una unidad familiar donde todo su conjunto sufra falta afectiva por algún problema de alguno de sus miembros;… O que efectivamente exista la situación que planteas como duda.

      Para estos casos, al ser un problema que puede agravarse bastante y que afecta de manera directa a familiares, lo mejor es acudir a una primera sesión con un profesional, que pueda determinar el origen y la causa de la falta de afecto, para comenzar a trabajar sobre ello y evitar agravar la situación aún más si cabe.

      ¡Esperamos que te haya servido de ayuda :)!

      Un saludo.

Deja una respuesta

Contáctanos por Whatsapp