efectos psicologicos coronavirus

Cómo combatir los efectos psicológicos del coronavirus

Han pasado unos pocos días desde que el ya famoso coronavirus llegara a nuestras vidas, esperamos para quedarse por poco tiempo. Afortunadamente, contamos en la actualidad con numerosos medios de comunicación bajo diferentes canales, que nos nutren de una gran cantidad de información médica respecto a los síntomas, cómo actuar/combatir el COVID-19, o sus consecuencias.

Pero su repentina aparición, y lo desconocido de este nos inunda de incertidumbre y falta de control, generándonos estados de ansiedad… ¿Cómo nos afecta psicológicamente la aparición del coronavirus? ¿Puede generarnos trastornos mentales? ¿Cuáles son los pacientes con trastornos mentales más afectados? ¿Cómo podemos combatir sus efectos psicológicos?

Desde Psicólogos Málaga Consulta 21 queremos hacer nuestra aportación al respecto, añadiendo información respecto al coronavirus, pero desde el ámbito de la psicología, que será lo que nos ocupe las próximas líneas de este artículo.

Efectos psicológicos ocasionados por el coronavirus

El efecto que el COVID-19 está generando a nivel mental, tanto a portadores como a no portadores del virus, es muy elevado. Nos produce emociones negativas de intensidad muy superior a la normal, tales como:

  • Nerviosismo o tensión.
  • Miedo paralizante.
  • Preocupación excesiva e incontrolable por enfermar.
  • Necesidad de estar informándose constantemente sobre la enfermedad.
  • Estado de alerta constante, analizando sus sensaciones corporales.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Dificultad para dormir.

Estos trastornos derivados del coronavirus, si se hacen persistentes en el tiempo, pueden llegar a ocasionarnos graves secuelas en nuestra salud mental, y, derivando posiblemente a su vez en problemas físicos relacionados.

Cómo combatir los efectos psicólogos del COVID-19 a nivel general

trastornos psicologicos coronavirus

Para combatir el malestar psicológico que genera el coronavirus, lo principal es evitar la sobreinformación, ya que el exceso de información solo incrementa nuestras emociones negativas. Lo ideal es consultar fuentes oficiales para informarnos con respecto al virus y poner en cuarentena la información que nos llega por otros canales, para no ser víctimas de bulos o información poco rigurosa que puede potenciar nuestro malestar.

A nivel cognitivo, es recomendable poner en orden toda la información que tenemos, para ir aceptando poco a poco la situación de manera objetiva y gestionar nuestras emociones adecuadamente. Para ello, podemos identificar los pensamientos que nos generan malestar, reconocerlos y gestionarlos cuando sean intrusivos y distorsionados. Cuestiona su validez y trata de buscar otros menos catastrofista y apocalípticos.

A nivel emocional, es importante identificar tus emociones y aceptarlas. No nos alimentemos del miedo y de la preocupación cuando éstas son emociones normales y nos ayudan a afrontar las situaciones de manera más adaptativa, así que no quieras no tenerlas, pero tampoco te obsesiones con ellas.

Para ayudar a la gestión emocional también es recomendable compartir tus emociones con aquellas personas que te puedan entender y calmar cuando te sientas muy ansioso.

Sin embargo, no caigas en la trampa y contribuyas a propagar el miedo con bulos. Intenta hablar sobre otros temas para que nuestro día no gire en torno a este tema y evitar en incremento de la preocupación.

A nivel conductual, realiza actividades gratificantes en casa, que te ayuden a distraerte y relajarte.

En definitiva, intenta mantener una actitud optimista y, sobre todo, objetiva. Cuidemos la salud, y no solamente la salud física, sino también la psicológica.

Si te encuentras muy angustiado con la situación contacta con un psicólogo para que te ayude a gestionar esta situación.

Trastornos psicológicos derivados del coronavirus con tratamiento especial

Además de las consecuencias generales derivadas del coronavirus, existen 2 trastornos psicológicos sobre los que, además, nos gustaría hacer hincapié, por los riesgos adicionales que conllevan:

  • Trastorno hipocondría (trastorno de ansiedad por enfermedad)
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

Trastorno de ansiedad por enfermedad (Hipocondría)

  • ¿Qué es?

Lo que anteriormente se denominaba trastorno hipocondría, a día de hoy se conoce como trastorno de ansiedad por enfermedad, consiste en la preocupación o miedo a sufrir o contraer una enfermedad grave.

Ante la aparición del coronavirus, las personas que sufren este trastorno se preocupan de manera excesiva y desproporcionada por contagiarse, lo que les lleva a vivir de una manera muy angustiada y generarles niveles muy altos de ansiedad, alarma y conductas de comprobación constantes (por ejemplo, atención excesiva a si existen signos de síntomas relacionados con el COVID-19).

Normalmente no padecen síntomas somáticos, y si los hay, son leves, por lo que la persona con trastorno de ansiedad por enfermedad, realiza mala interpretación de sus síntomas sin evidencias médicas que lo corroboren.

como combatir efectos psicologicos coronavirus

  • ¿Cuál es el tratamiento?

En primer lugar, descartar que no hay ninguna patología real y, una vez se haya descartado, sería necesario asistir a terapia psicológica, con técnicas del enfoque cognitivo-conductual, para trabajar con el paciente:

  • La sintomatología ansiosa del paciente, identificando las creencias respecto a su salud y cuestionar las evidencias de éstas, mediante la reestructuración cognitiva.
  • Un compromiso a no realizar comprobaciones continuas, búsquedas por internet o chequeos médicos, sin base fundamentada.

Además, vemos fundamental trabajar la aceptación de emociones y sensaciones con la ayuda de técnicas de relajación y respiración diafragmática.

Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) de limpieza o contaminación

  • ¿Qué es?

El trastorno obsesivo compulsivo es un trastorno que se caracteriza por pensamientos obsesivos y compulsiones, es decir, pensamientos, imágenes o impulsos intrusivos y frecuentes que generan ansiedad y afectan negativamente al bienestar.

Al ser tan desagradables, la persona intenta evitar o eliminar estos pensamientos, y realiza compulsiones o rituales para disminuir esas obsesiones y la ansiedad que desencadena.

El TOC con ideas de contaminación, está caracterizado por un miedo intenso a la suciedad, los gérmenes o a contagiarse de alguna enfermedad. Para ello, las personas dedican gran cantidad de tiempo a lavarse o desinfectar.

  • ¿Cuál es el tratamiento?

En estos casos es indispensable ponerse en manos de un psicólogo para aprender a manejar la situación, siendo la terapia cognitivo-conductual la más efectiva para este tipo de trastorno. Recuerda que aunque nos encontramos en un momento donde no es nada recomendable salir del domicilio, puedes ponerte en manos de un psicólogo online.

La técnica más útil es la de prevención de respuesta, donde la persona aprende a gestionar la ansiedad gracias a la adquisición de herramientas para controlar sus obsesiones y reducir las compulsiones.

Valora este artículo sobre los efectos psicológicos del coronavirus

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Estamos utilizando en nuestra web cookies propias y de terceros con las que mejorar tu experiencia. Si continuas navegando, consideraremos que las estás aceptando. +info